Los accionistas y administradores de FINAMED han estudiado y analizado la forma de operación del sector salud, en especial, la relación del proveedor con Instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, la Secretaría de Salud, así como los Institutos de Salud que operan en diversas entidades del país.

Como integrador permite la participación de pequeñas y medianas empresas del sector salud en licitaciones gubernamentales y privadas.

Teniendo como base el acervo de conocimientos sobre operaciones del sector salud, se diseñan operaciones para incrementar la productividad y efectividad del proveedor de equipo médico, empleando como herramientas el arrendamiento puro y la asesoría financiera.

Las operaciones de arrendamiento puro permiten a las empresas, pagar una renta que puede ser deducible de impuestos, en vez de tener que comprar la maquinaria o equipo médico. Al realizar el pago de contado se pueden obtener reducciones en los precios de los equipos logrando con ello una mayor competitividad. Por otro lado, y en ciertos casos, el arrendamiento puro parece ser la respuesta cuando las empresas requieren equipos con alto grado de obsolescencia debido a cambios tecnológicos ya que mediante esta operación podrán contar siempre con equipo con tecnología de punta.